ASTON MARTIN VANQUISH

 

Llenar las calles con el estruendo de tu motor, que todos los turistas que compran regalos en los puestos de las calles cercanas a la playa se giren al oír tu coche. Más de uno saca el móvil para fotografiar la maravilla que acaban de ver. Mientras tanto, que la brisa con olor a mar te acaricie la cara y el sol se refleje en tus gafas de sol. Intentar aparcar en esas calles llenas de coches y turistas con tu descapotable. ¡Despierta! Seguro que has soñado eso alguna vez y no hay coche mejor que se adapte a ese sueño que este:

Es el nuevo Aston Martin Vanquish. No se si tú te imaginabas esto pero yo sí. Este es el ideal de coche de lujo para llevar por la playa para muchos. Es como tiene que ser un coche así. Deportivo, rápido(relativamente), muy bonito, descapotable y ya para algunos gustos, con cuatro plazas y motor delantero. Esta maravilla de la marca inglesa, es el sucesor del antiguo Vanquish, el de hace unos 10 años. Han mejorado muchísimo. Este, para mí, es uno de los coches más bonitos que existen. Es realmente bonito. Aston Martin ha ganado muchos premios de belleza por sus coches, que reconozco que son increíbles, pero este tiene algo que los demás no tienen. Diría que también me gusta el V8, el One-77, el DBS, pero al final diría todos. Si tuviera que quedarme con uno, sin duda, este.

  

Este modelo se lanzó el año pasado como celebración de los 100 años que Aston Martin cumplió en 2013 y han sacado la versión descapotable, denominada "volante", este mismo año. Otra cosa a la que no se le da mucha importancia es al color, pero en Aston Martin los coches reciben un tratamiento especial de la pintura. Se nota solamente con mirar ese color turquesa de la imagen de arriba. ¿El secreto de por qué es tan bonito este y el resto de Aston Martin? La respuesta es que los ingleses se centran sobre todo en las proporciones de belleza ideal, para darle una forma agradable a la vista. Como si se tratara de una escultura renacentista. Esas proporciones están inspiradas en la naturaleza. Me da igual lo que se diga, algunos coches son arte.

 

Voy a dejar de hablar de estética y vamos con lo que es capaz de hacer este supermodelo. No es muy rápido, ni muy potente, ni muy ligero. Es un coche en la clase media del reino de los deportivos. Todo es relativo. Tiene, como todos los Aston, motor delantero. Este particularmente es un V12 que desarrolla 572 cv, lo que no está nada mal. La tracción es trasera, el cambio es automático de 6 velocidades, su velocidad máxima es de 295 km/h (un poco baja para su potencia). La aceleración de 0 a 100 km/h la hace en 4.1 segundos.

 

Con todo esto pensaréis que es mi coche favorito, pero no. Para ser mi coche favorito tiene que ser perfecto, soy muy exigente. Este coche no lo es aunque tiene todo lo que me gusta: es rápido, bonito, puedes llevar a gente en asientos traseros... Pero hay algo en lo que no lo es: ¡su peso! Un buen deportivo debe ser ligero  para ser ágil. Los coches que pesan más de 1.400 kg aproximadamente pierden su agilidad y su aceleración. Excepto si el coche es potente y con mucha tecnología o si es un Nissan GTR, que para mí es un caso aparte, no sé como lo han hecho los japoneses pero su coche pesa mucho y es muy ágil y acelera de 0 a 100 en 2.8 segundos Pero eso es un caso aparte, este pesa 1844 kg. Demasiado. Pesa lo mismo que el GTR y tiene más potencia y, curiosamente, el GTR acelera el doble de rápido. Incomprensible.

El interior, genial. Muy personalizable y rojo como en la foto es como yo lo elegiría. Volante y salpicadero típico Aston Martin. El interior no ha cambiado mucho frente a otros modelos de la marca.

Cuenta con nuevas llantas y nuevos frenos. El precio del coche es de 300.000 euros. Lo que resulta un poco excesivo ya que el GTR, con el que lo hemos comparado antes, cuesta 3 veces menos. Aun así es una cantidad que me gastaría por un coche así. Ya le gustaría al GTR ser tan bonito y tan elegante. Y este tiene alma. (Los coches con los que los comparo y otros más los puedes encontrar en el apartado "Album de Fotografías")

 

Los nuevos pilotos traseros modernizan el clásico diseño.

La nueva carrocería está diseñada para conseguir más espacio interior y de maletero.

El diseño y la mecánica de este coche son impresionantes.

 

Y ahora tengo que llegar a una conclusión.

Este coche tiene todo lo que tiene la marca Aston Martin: lujo, deportividad, elegancia... Han hecho un gran trabajo con este coche y, sinceramente, espero que sigan así en cuanto a diseño. Es genial.

 

Comparándolo con el coche del que hablé la semana pasada, el Porsche 918, entre los dos, yo me compraría este. Sé que no juegan en la misma liga, que el Porsche es mucho más rápido y vanguardista, pero este lo prefiero por todo lo que he dicho de él antes. Mi conclusión es que la elegancia y el estilo se han juntado con la deportividad y, de la unión ,se ha formado este coche. Como siempre en Aston Martin.

Felicidades por el coche y por el 100º aniversario.

new-aston-martin-vanquish-volante-12.jpg

new-aston-martin-vanquish-volante-12.jpg